Free Joomla Template by HostMonster Reviews

Ten Fe

Categoría: Autoayuda Publicado: Miércoles, 18 Octubre 2017 Escrito por Peter Vida

Para poder alcanzar tus metas necesitas: Fe. Y ¿En qué consiste la Fe?

 

1.- Creer. Es decir creer que lo vas a lograr tarde o temprano.

2.- Confiar. Quiere decir, confiar en que pase lo que pase lo vas lograr.

3.- Renunciar. ¿A que debes renunciar? A todo aquello que te aparte de tu meta. Por ejemplo, si tus amigos te desaniman, deberás alejarte de ellos para evitar que te sigan desanimando.

 

El problema

Mucha gente dice: "Si tengo fe" pero cuando se viene la tempestad, es cuando se pone a prueba la fe y noto como fácilmente cambian sus metas por algo distinto, puesto que terminan creyendo que no pueden lograr aquello que se propusieron antes. A esto, amigos, no se le llama fe, le llamamos de otra forma: “llamarada de petate”.

Debes creer en Dios, pero no olvides que el también cree en ti. El cómo tu Padre también te anima diciéndote: ¡Animo, yo creo en ti, tú puedes!

"Decir: "¡Tengo Fe en que lo voy a lograr!" implica renunciar a algo para entregarte en cuerpo y alma a tu meta. Muchos dicen creer pero no renuncian a eso que les distrae: "Por si las dudas"."

¿Qué te impide entonces alcanzar tus metas?

 

Actitud Mental Negativa

Una de las razones por las cuales muchos no alcanzan sus metas es porque en el camino siempre habrá quienes te desanimen. Sí, inclusive dentro de la misma familia, tu propio esposo(a), tus propios papas ó hermanos, vecinos ó amigos, que pareciera que están programados para hacerte caer. A esto se le llama Actitud Mental Negativa.

Recuerdo la primera vez que me invitaron a participar en un programa de televisión. Estaba muy feliz e inmediatamente se lo hice saber a mis parientes y amigos, de los cuales esperaba una felicitación o una muestra de entusiasmo. Todo lo contrario, me contestaban muy seriamente: “Que bien ¿Cuánto te van a pagar?” Solo un amigo mío se emocionó y me dijo: “¡Qué bien Peter! ¡Excelente! Es una gran oportunidad para dar a conocer tu trabajo.” Porque obviamente, aun no era conocido, no iba a ver una paga, pero era una gran oportunidad para mi, ya que así muchas personas iban a conocerme, escucharme y tomar en serio mi trabajo. Después cosecharía los frutos. Tenía que creer en mí. Tienes que creer en ti.

Lo importante, no es lo que la gente piense de ti y tus metas, al final a la gente no le vas a dar gusto, lo que sí es importante es lo que tú te digas a ti mismo.

Henry Ford decía:

“Si crees que puedes o que no puedes, de todos modos tienes razón”

Recuerdo que vi en un documental que cuando Pedro Infante (Actor y Cantante de México en los años 50’s del Siglo XX) acudió a la XEQ en busca de una oportunidad, le dijeron los “expertos” que no servía para cantar y que mejor se dedicara a otra cosa. ¡Qué bueno que no les hizo caso y siguió en lo mismo! Porque no le importó lo que dijeran de él, sino lo que se dijo a si mismo. Lo interesante es, que cuando tú te entregas en cuerpo y alma a tu sueño y no pierdes la fe, la oportunidad llega y Pedro Infante llego a convertirse en uno de los grandes ídolos de México.

También se de otro artista: Espinoza Paz. (Compositor y Cantante actual de México). El acudió al Reality Show conocido como “La Academia”, pero fue rechazado. ¿Esto lo desanimó? No. Logró el éxito por otros medios y años después se convirtió en coach del programa “La Voz México” competencia del otro programa.

Como veras, no porque digan los demás que no puedes, aunque se hagan llamar “expertos” significa que sea cierto. Todo está en ti.

 

Profetas de Calamidad VS Profetas de Prosperidad

Vivimos tiempos de profetas de calamidades. Cómo me gustaría conocer más profetas de prosperidad. Ahí están todos profetizando el derrumbe de sus negocios, matrimonios, hijos, estudios, empleos y de paso del fin del mundo.

Dice un amigo: “Mira Peter todo está en orden en mi negocio y todo empieza a funcionar, pero vas a ver, va a pasar algo y me lo va a echar todo a perder”

Le dice el papá a su hijo: ¡Tú algún día vas a ir a dar a la cárcel!

Y lo interesante es que lo dicen con una gran seguridad que termina sucediendo.

¡No seas un profeta de calamidades! ¡Se un profeta de prosperidad!

¡Tú puedes lograr cualquier cosa que te propongas, si tienes fe!

Una fe inquebrantable, que sobrevive a la tempestad, siempre llega a la meta.

Se que pasan por tu cabeza dudas que te hacen creer que no puedes pero dichas dudas solo son imaginarias.

Te pasa como a los elefantes de los circos que inmediatamente que nacen los atan a una cadena, el elefante tira de ella intentando romperla, pero como se da cuenta que es imposible deja de hacerlo porque cree que no puede. Una vez que deja de intentarlo, el cuidador cambia la cadena por una cuerda. Sin embargo, el elefante no intenta romperla, puesto que, aunque puede, no lo intenta porque cree que no puede.

Así te puede estar pasando a ti, tú puedes romper la cuerda imaginaria que no te permite alcanzar tus metas y que has convertido en una cadena imposible de romper, por culpa tuya o de aquellos que han hecho creer que no puedes.

 

¡Hazlo! ¡Aunque nadie te crea!

No hay imposibles en este mundo, no te desanimes, no hagas caso aunque te llamen loco. Recuerda que a Henry Ford nadie le creía que se podía construir un motor de 8 cilindros, ni sus propios ingenieros. Sin embargo, lo consiguió y esto le permitió dar un gran salto al lado de su competencia ó recuerda a Cristóbal Colón cuando nadie le creía que podía encontrar tierra al otro lado del atlántico.

Ahora sí que nos pasa como aquella oruga acompañada de otra que se detiene un momento a pensar, entonces la otra le pregunta: “¿Qué tienes?” Contesta: “No se, pero creo que si me quedo aquí, me hago un capullo y durante un tiempo me sacrifico encerrándome, se que podré volar”. Y como siempre no falta el negativo: “¿Cómo crees? Si pudiéramos volar tendríamos alas. ¿No crees? Quítate esos sueños de ilusos”. Sin embargo, la otra oruga insistió y visualizo que estaría volando, así que decidió quedarse, ante el coraje de su compañera que no pudo convencerla de que desistiera. Así que la oruga creyó en su sueño, se puso en acción para formar su capullo y se guardó en él, arriesgándose a que le pasara algo y esperando el tiempo necesario para lograr su sueño que al final consiguió.

Así como la oruga negativa ¿Cuántos de tus amigos te desaniman? ¿Cuántos te motivan? ¿Cuánto tiempo inviertes en ellos? ¿Persigues tus metas en base a los buenos comentarios de los demás o porque tu lo quieres? ¿Eres tú y solo tú quien tiene la última palabra en su vida?

Lo peor de todo es que muchos te dicen que no puedes porque ellos no pudieron, porque ellos lo intentaron y al no lograrlo creen que tampoco tú podrás lograrlo.

Esta es una situación típica: “Compadre no entre a ese negocio, yo entre a ese negocio y no funcionó”.

Pero uno de los 5 errores del ser humano, según Pitágoras es:

“Creer que porque tú no puedes, los demás no pueden”

Y es que es así, si tu no pudiste, no significa que otro no pueda. Igual que si ellos no pudieron no quiere decir que tú no puedes.

Yo por eso tomo los comentarios de quien vienen y prefiero basarme más en la evidencia, que en argumentos infundados.

Eso sí, tu también ten cuidado. Si tú no luchas por tus sueños, otro los logrará en tu lugar. Mejor hazlo tú.

 

COMO PUEDES AUMENTAR TU FE

1.- Cree:

Una vez que sabes que es lo que quieres, debes creer, sea lo que sea, que es posible como cuando eras niño y le pedías a Santa Claus o a los Reyes Magos. Recuerda que cuando eras niño, no tenias límites, para un niño todo es posible. De esa misma forma quiero que creas. Si tienes fe como niño estarás en sintonía con lo que deseas y terminaras atrayéndolo a tu vida.

Recuerda que: ¡Creer que es posible, es estar a la mitad del éxito!

2.- Ten confianza en ti mismo. Sugestiónate:

Digo, si te sugestionas con cosas malas como: “No sirvo para esto, no sirvo para aquello”. Por lo menos en este caso hazlo para bien.

Di: ¡Se lo que quiero! ¡Tengo Fe, Valor y Disciplina!

Dite a ti mismo: ¡Lo voy a lograr o moriré en el intento! Esto me recuerda esa frase de Rocky IV:

“Para derrotarme tendrá que matarme; y para matarme tendrá que estar dispuesto a morir”

En pocas palabras: si tienes fe, tienes una confianza total. Practica la Actitud Mental Positiva.

3.- Quema tus barcos.

Dice la historia que cuando Hernán Cortés se propuso conquistar la Gran Tenochtitlan, hoy Ciudad de México, mando quemar sus barcos. De esta manera, solo podían ocurrir dos cosas, o lograban conquistarla, o morían en el intento, pero jamás podrían salir huyendo. Ellos no podían decir: “Mejor nos dedicamos a otra cosa”.

¿Ya sabes que es lo que quieres? Pues bien, también quema tus barcos. Enfócate única y exclusivamente en lo que quieres y deja de andar buscando otras opciones en caso de que fracases. Si no eres capaz de quemar tus barcos mentales, entonces quiere decir que no tienes fe.

Quemar tus barcos significa también renunciar a algo que no te permite lograr tus metas a vivir en plenitud. Nada de que no dejo este trabajo por si las dudas ó es que el no me deja o ella no me deja ó quien va a cuidar la casa, etc.

4.- Anticípate al futuro.

Actúa como si ya lo tuvieras o fueras esa persona que deseas ser. Esa es la verdadera fe, piensa que ya lo tienes. Tu Actitud Mental Positiva te ayudará a vivir como tanto lo deseas. Recuerda que la fe es anticiparse a lo bueno y el miedo es anticiparse a lo malo.

Pero si te sientes mal porque no lo tienes ¿Entonces donde está la fe? Actúa y piensa como si ya estuviera pasando. ¡Se feliz como si ya lo tuvieras!

Visto: 405

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Datos de Contacto

Presidente y Fundador: Conferencista y Coach

                                      Peter Vida (Pedro Beltrán)

Celular y Whatsapp: (521) 7771864109

Email: presidencia@tuconferencista.net

© Derechos Reservados. Los Articulos de Tuconferencista.net (TCN), La Red Internacional de Conferencistas y Coaches, pueden ser copiados siempre y cuando se cite al autor y su fuente.