Free Joomla Template by HostMonster Reviews

Agradece Día con Día

Categoría: Autoayuda Publicado: Sábado, 21 Octubre 2017 Escrito por Peter Vida

Debemos comprender que aunque tengamos bien definido lo que queremos, todos los días hay algo por lo cual debamos agradecer. Ya que todo sucede con la ayuda de Dios.

 

Recuerda que cuando tus metas se vuelven en obsesión, sin valorar lo que hasta ahorita has logrado ó recibido, entonces tus metas serán tu perdición. Trabaja en ellas, pero valora el presente.


Piensa solamente en qué aspectos de tu vida debes de ser agradecido. Por ejemplo, el hecho de poder vivir un día más ya es una gran bendición. Como ya lo decía antes Imagínate cuantas personas hoy no pudieron vivir el día que tu si estás viviendo. Hay ricos que pagarían una gran fortuna por poder estar en tu lugar, sin embargo no pueden. ¡Tú si puedes! Así que por ello vamos a decir:

 

¡GRACIAS!

 

Gracias por qué puedes ver este hermoso día, ya sea nublado o asoleado, de todos modos gracias.


Gracias porque puedes escuchar el ruido de los carros, el cantar de los pájaros, la música, etc.


Gracias porque puedes vivir esta era de información y nuevas tecnologías, donde todo es más fácil de conseguir si de verdad te lo propones.


Gracias por los hijos que tienes, porque buenos o malos tu sabes que siempre hay forma de sacarlos adelante.


Gracias por la pareja que tienes, ya sea enojona, mal educada, pero la tienes. Algunos quisieran tener una pareja como tú la tienes.


Gracias por el trabajo, quizá no es el que esperabas o no te pagan lo que deseas pero lo tienes. Algunos andan buscando.


Gracias por lo que hasta ahorita has logrado, poco o mucho, pero antes no lo tenias.

 

Como veras hay muchas cosas buenas por las cuales agradecer. Pero, también vamos a agradecer por nuestra meta principal u otras metas que tengamos. Hablábamos en el tema 2 acerca de la Fe. Bueno, si en verdad tenemos fe, vamos a agradecer como si ya lo hubiéramos logrado.


Gracias por mi vocación porque definiré realmente lo que quiero y trabajaré en ello.


Gracias por la pareja que va a llegar a mi vida, porque sé que seremos felices.


Gracias por mis hijos porque me entregaré en cuerpo y alma para hacerlos felices.


Ah, pero también vamos a agradecer por las cosas malas que nos pasen, porque de antemano sabemos que vendrá algo mejor.


Gracias por este divorcio, se que alguien mejor espera por mí.


Gracias por esta enfermedad, se que sanaré.


Gracias por estas deudas, se que vendrá el dinero a mí y pagaré.


Gracias por esta vecina chismosa, porque sé que se cansara.


Créeme que si así lo haces y te sientes contento con lo que pasa, todo será mejor para ti. Ahora sí que, como decían en Chespirito: “Tómalo por el lado amable”.


Si eres agradecido estarás en paz, si estas en paz, podrás controlarlo todo.


En México hay una canción de Napoleón (Nombre del artista) llamada Vive y entre su letra hermosa dice: “Trata de ser feliz con lo que tienes” este es el secreto de ser agradecido. Obviamente la canción habla de luchar, pero debemos ser felices ahora, mañana quizá no haya tiempo.

 

A veces, la vanidad, la envidia, el resentimiento y la falta de humildad, no nos permite ver lo que hacen los demás y agradecerles también.


¿A quién debes agradecer?


Sin duda alguna a DIOS.

 

Dios como Padre nos ama tanto que quiere lo mejor para cada uno de nosotros y puede darnos más allá de lo que nosotros creemos que necesitamos.

 

¡Hazlo! ¡Cree y agradece! Y en menos de un mes ve el resultado. Agradécele día con día por todo.

 

Muchas personas tienen a Dios como una pastilla para el dolor, una vez que pasa el dolor, lo guardan en el botiquín. Que a ti no te pase lo mismo. Ten una relación personal con El de Padre e hijo.

 

No tienes que entender lo que te estoy diciendo, sino solo dejarte amar por El y El hará de ti cosas maravillosas.

 

Cuentan que San Agustín de Hipona queriendo entender el amor de Dios se retiró a la playa para reflexionar con tranquilidad. Pasadas unas horas y ya fatigado de reflexionar, se distrajo observando a un niño, quien hizo un hoyito con su dedo en la arena y con una concha de mar, acarreaba agua del mar y la vaciaba en el hoyito. Después de repetir lo mismo durante varios minutos, San Agustín se acercó al niño y le pregunto: “¿Qué haces niño?” Él le contesto: “Es que quiero pasar todo el agua del mar a este hoyito”. San Agustín se rió y le dijo sarcásticamente: “¿Cómo crees que puedes pasar el inmenso mar a este hoyito?” El niño le contesto: “Pues es más fácil pasar el inmenso mar a este hoyito, que tú puedas pasar al inmenso Dios a esa cabecita”. Y el niño desapareció.

 

Como verás, no se trata de pasar a Dios a la cabecita, no se trata de entender a Dios, sino que solo tienes que dejar que entre en tu corazón y entonces podrás disfrutar de su amor.

 

¿Cuál es la mejor manera de ser agradecido?

 

Devolviendo parte de lo recibido. Incluso cuando mas necesites, más tienes que preocuparte por dar.

 

Recuerda nuevamente que: Hay más alegría en dar que en recibir”

 

Si bien, ya has pedido a Dios, ahora pregúntate: ¿Que estas dispuesto a dar a cambio? Muchos están dispuestos a pedir lo que no están dispuestos a dar. Esta comprobado que cuando das algo, con alegría, se regresa con creces. Además, aquella persona que está dispuesta a dar, merece también recibir.

 

Regala una sonrisa, da de comer al hambriento, regala parte de tu trabajo a quien no pueda pagarlo, dona dinero a quien lo necesite. Pero, por sobre todo, en vez de dar un pescado, enseña a pescar.

 

Ahora quiero sugerirte una oración, inspirada por un servidor, que puedes usar por las mañanas para dar gracias a Dios día con día. Recuerda que en el tema 4 sobre la disciplina decíamos que un hábito importante es meditar por lo menos 5 minutos, es en ese momento en que puedes orar dando gracias a Dios.

 

GRACIAS DIOS por este hermoso día porque sé que el poderlo disfrutar es bendición. Gracias por mis 5 sentidos con los cuales puedo disfrutar al máximo este día. Gracias por mis amigos y enemigos. Gracias por lo que he logrado hasta hoy. Gracias por mis metas porque sé que las lograré. Gracias por los problemas porque sé que los venceré. Pero, sobre todo GRACIAS porque me das la oportunidad de ser agradecido con Hechos más que con Palabras.

 

¡GRACIAS DIOS!

Visto: 691

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Datos de Contacto

Presidente y Fundador: Conferencista y Coach

                                      Peter Vida (Pedro Beltrán)

Celular y Whatsapp: (521) 7771864109

Email: presidencia@tuconferencista.net

© Derechos Reservados. Los Articulos de Tuconferencista.net (TCN), La Red Internacional de Conferencistas y Coaches, pueden ser copiados siempre y cuando se cite al autor y su fuente.